Oral B

Cosmética Oral-B | El creador del primer cepillo de dientes con fibras suaves y redondeadas es también el creador de la reconocida marca a nivel mundial Oral-B. Nos estamos refiriendo al dentista californiano Robert Huston que dio comienzo a la existencia de Oral-B en el año 1950.  

El cepillo de dientes Oral-B Classic, en 1969 consiguió llegar, literalmente, muy lejos ya que Neil Armstrong lo usó minutos antes del histórico primer paso del hombre en la Luna. Desde 2006, la marca Oral-B es parte de la empresa multinacional Procter & Gamble. En la actualidad Oral-B incluye cepillos de dientes manuales y eléctricos para niños y adultos, productos interdentales, como el hilo dental, o irrigadores dentales. Oral-B es la marca de cepillos de dientes más recomendada y usada por dentistas en todo el mundo.

¿Por qué es la marca Oral-B sinónimo de un cuidado dental de alta calidad? Los productos Oral-B son conocidos por su calidad y por el hecho de que cuando se usan proporcionan una sensación de comodidad y un esmerado cuidado a sus dientes y a la cavidad bucal.

Si quieren tener dientes sin caries, encías sanas y la sensación de la verdadera limpieza y frescura en su boca, confíen en marcas renombradas y probadas. El cepillo de dientes y el hilo dental son los mejores aliados para lograr una sonrisa hermosa y saludable. Además de los cepillos de dientes manuales, los cepillos eléctricos Oral-B ayudan a eliminar eficazmente la placa dental, gracias a sus resultado han alcanzado una gran aceptación entre los consumidores.

La filosofía de la marca Oral-B es fomentar la adquisición de buenos hábitos en la higiene bucodental. Más de 60 estudios clínicos han confirmado que los cepillos de dientes Oral-B son seguros y delicados con las encías. Gracias al ingenioso uso de fibras de dureza media o extra-blanda redondeadas y al empleo de una tecnología especial, los cepillos Oral-B no sólo son altamente eficaces en el cepillado sino que también son delicados y proporcionan un ligero masaje a las encías, lo cual tiene un efecto beneficioso sobre su función.

La primera patente para un cepillo de dientes, tal como lo conocemos hoy en día, fue registrada en 1857 en los EE.UU. En 1938 se comenzaron a usar ​​fibras de nailon en la fabricación de los cepillos. Su principal defecto radicaba en la dureza excesiva, así que en 1950 llegó el momento de Robert Huston y de la marca Oral-B, que por primera vez utilizó fibras de nylon blandas redondeadas y se convirtió en un fenómeno mundial y líder en el mercado. Y si se estaban preguntando cuándo fue fabricado el primer cepillo de dientes eléctrico, que sepan que fue en 1939 en Suiza. El movimiento rotativo del cabezal fue añadido, a su vez, en 1987.  

Confíen en Oral-B para lucir una sonrísa bonita.

texto completo ocultar texto

Ordenar por los más vendidos Alfabéticamente Por precio

12 3 8

12 3 4 5 8 15 más Nahoru