Issey Miyake L'Eau D'Issey Pour Homme Sport desodorante en barra para hombre

Marca: Issey Miyake

1 tamaño del producto 19,40 €

Correos Express - Espana peninsularMiércoles 31/05/2017
Correos Express - BalearesJueves 01/06/2017

El plazo de entrega indicado tiene carácter orientativo. Plazo de entrega: 2-5 días hábiles.

Tamaños Issey Miyake L'Eau D'Issey Pour Homme Sport

  • Issey Miyake L'Eau D'Issey Pour Homme Sport desodorante en barra para hombre 75 ml desodorante en barra para hombre 75 ml 

    Más de 5 unidades en stock

    Código: ISM0090

    19,40 €

Arriba

Información sobre la marca Issey Miyake

Evaluación

Diseño del frasco

Duración de la fragancia

Intensidad

Valoración personal

Fundada en 1970 en Japón, la marca lleva el nombre de su fundador, el diseñador Issey Miyake, un nombre un tanto difícil de pronunciar para un europeo. Miyake nació en 1938 en la «cuidad desafortunada» de Hiroshima, donde, a sus siete años de edad, fue un triste testigo pero sobreviviente del lanzamiento de la bomba atómica. El joven Issey Miyake destacó especialmente por su sentido del diseño y la investigación de los tejidos. Tampoco tuvo miedo a la «nueva ola», una revuelta contra las prácticas tradicionales obsoletas y, como es el caso, valió la pena. Afianzado por sus logros, Issey Miyake entró, en 1992, también en el mundo de los perfumes. Sus fragancias (trabalenguas del nombre de su diseñador) hacen  reverencia a las tradiciones, la cultura y la naturaleza japonesas. Pruebe, por ejemplo, el misterioso Issey Miyake L'Eau D'Issey Blue Pour Homme, inspirado en la idea del agua como un elemento esencial de la vida, o el clásico de los clásicos Issey Miyake L'Eau D'Issey.

Arriba

Evaluación Issey Miyake L'Eau D'Issey Pour Homme Sport

¿Qué opina sobre Issey Miyake L'Eau D'Issey Pour Homme Sport?

Es obligatorio rellenar todos los campos con asterisco *.


Evaluación *

1 2 3 4 5 0 - muy mal, 5 - excelente

1 2 3 4 5 0 - muy mal, 5 - excelente

1 2 3 4 5 0 - muy mal, 5 - excelente

1 2 3 4 5 0 - muy mal, 5 - excelente