Ármese de provocación con Juliette Has a Gun

      Juliette Has a Gun

      Esta joven pero exclusiva marca francesa de nombre provocativo, Juliette Has a Gun, se ha granjeado, en sus apenas diez años de existencia, un respeto muy considerable. Fue fundada en 2006, en pleno auge del renacimiento de los perfumes nicho. Sus perfumes son, sin exagerar, pequeñas obras de arte y, como tal, la filosofía de esta marca es oponerse firmemente a las tendencias y corrientes mayoritarias.

      Justo al contrario, la creatividad y la visión artística están en su ADN. Romano Ricci, el artista detrás de todo este proyecto, es descendiente de la famosa Nina Ricci, quien, aun siendo de origen italiano, se convirtió en todo un icono del diseño parisino y que, ya en 1932, fundó su propia marca de moda que, con su nombre por bandera, alcanzaría altísimas cotas de fama. Y por si esto fuera poco, su abuelo es el famoso perfumista Robert Ricci, al que debemos el perfume de culto L'Air du Temps.

      Sin embargo, Romano no quiso fiarse exclusivamente de sus genes. Estuvo cuatro años acumulando experiencia entre los mejores perfumistas del mundo y, al final, fichó para su marca al que probablemente tenga el mayor talento de todos. Francis Kurkdjian, el creador, entre otras, de la fragancia Le Male de Jean Paul Gaultier, es el colaborador estrella de Romano en el proyecto Juliette Has a Gun.

      ¿Por qué Juliette Has a Gun?

      ¿Por qué eligió Romano precisamente este nombre para su marca? Su inspiración fue, por supuesto, la Julieta de Shakespeare. Con una novedad: en el siglo XXI lleva un arma de fuego. La ingeniosa metáfora del perfume como arma, o como instrumento de seducción, pretende llamar la atención sobre la liberación de la mujer de la dominación masculina y la posibilidad de jugar con sus propias reglas. Con una buena dosis de venganza, de dulce venganza. Este enfoque romántico se refleja, desde luego, en muchos detalles, como en el diseño de los frasquitos, donde predomina la rosa como símbolo de feminidad y seducción.

      Estaba claro que un concepto de marca tan original, que tiene su reflejo, desde luego, también en la composición de su fragancia, no podía pasar desapercibido por mucho tiempo. En 2011, Romano Ricci fue galardonado, con todo merecimiento, con el prestigioso premio FiFi, lo que pone de relieve su gran contribución al mundo de los perfumes. Precisamente gracias a su enfoque creativo, moderno y atrevido a la hora de crear fragancias imaginativas.

      La oferta de fragancias de Juliette Has a Gun es amplia. Las encontrará todas aquí y, además, no es necesario que compre directamente un perfume entero, puede simplemente encargar algunos frasquitos de prueba para luego decidirse con mayor facilidad. En cualquier caso, le queremos recomendar al menos dos de las mejores fragancias de Juliette Has a Gun.



      Juliette Has a Gun

      Lady Vengeance

      Una interpretación muy femenina y romántica de la rosa que se ve complementada por la profundidad del pachulí y el dulzor de la vainilla junto a una buena dosis de almizcle blanco. Una fragancia ideal para los periodos más fríos del año y las celebraciones más solemnes.

      Not a Perfume

      Un nombre extraño para una composición muy inusual. Se trata de un aroma compuesto de un único ingrediente: ambroxano. Así, este perfume es adecuado incluso para las personas alérgicas que, por así decirlo, no toleran algunos de los componentes de los perfumes. Esta fragancia es sexy, con un ligero toque a ámbar y muy agradable. El resto de fragancias tendrá que descubrirlas por sí mismo...